Catedral Basílica de Santa Ana

17 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos todos a este domingo, día del Señor. Es el día que Dios nos regala para que le abramos el corazón y descansemos en Él. Nos hemos reunido en asamblea santa para celebrar nuestra acción de gracias, para escuchar la palabra de vida, para aprender a orar en comunidad y celebrar la presencia de Dios en medio de nosotros. Dios nos escucha siempre y nos da su mejor don, su Espíritu. Señor, enséñanos a orar, ayúdanos a celebrar esta eucaristía en espíritu de oración y de fe.

Estas son las lecturas de este día y el vídeo de la liturgia de la Palabra. 

15 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Queridos hermanos, les acogemos con gozo en la casa de Dios para celebrar la Santa Eucaristía en el XV Domingo del tiempo ordinario, al que pudiéramos llamar perfectamente «Domingo del Buen Samaritano»,  porque el llamado de Dios es a hacer vida su palabra, un mandato cuya práctica está al alcance de todos, por lo que nadie tiene excusa alguna. El libro del Deuteronomio presenta la práctica de la ley del Señor como algo asequible y positivo para el ser humano. El evangelio de Lucas lo aclara al afirmar que en ella se indica el camino que conduce a la vida eterna, y consiste en amar a Dios y al prójimo. Y lo ilustra con el ejemplo de vida del buen samaritano.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo de la liturgia de la Palabra.

SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI.

Bienvenidos todos a la Eucaristía de la Fiesta del Cuerpo y Sangre de Cristo. En muchas páginas del evangelio encontramos a Jesús compartiendo la comida y la bebida con sus discípulos. En la mesa de la hermandad, la mesa de la fiesta del reino, la mesa del sacrificio y de la nueva alianza. La memoria de Jesús se mantiene viva y operante entre nosotros en la celebración de la Eucaristía y en el compromiso comunitario de servicio a los hermanos. Dios no excluye a nadie de su mesa. Nosotros nos excluimos, a veces, con nuestras ausencias y con nuestra vida.

Las lecturas de la liturgia guardan relación con la festividad  que hoy celebramos. El salmo responsorial alude al pasaje del libro del Génesis leído en la primera lectura y expresa la esperanza en la llegada de un rey mesías consagrado a Dios. Pero son la segunda lectura y el pasaje evangélico los textos que más inciden en la fiesta de hoy: El Cuerpo y Sangre de Cristo. Pablo recuerda una tradición fielmente guardada y enseñada, que debe mantener la comunidad cristiana de Corinto.

Estas son las lecturas de este día y el vídeo de la liturgia de la palabra de este domingo.

LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Hoy glorificamos a Dios, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo; Dios trino y uno, que le da sentido a nuestra existencia. Precisamente cuando termina la Pascua, ese Dios trino, con un evidente protagonismo diferenciado, nos ha querido comunicar con mayor densidad su vida divina.

En la Solemnidad de la Santísima Trinidad, las lecturas nos presentan un retrato vivo del Dios Trino a partir de sus actuaciones, tal como se nos describen en la Biblia. Este año, ciclo C, sus rasgos característicos son la creación inicial del cosmos, la gracia que nos ha comunicado en Cristo y en el Espíritu, y la admirable comunión que existe entre las divinas Personas

Estas son las lecturas de éste domingo y el vídeo del evangelio. 

PENTECOSTÉS.

Los cristianos celebramos hoy, después de la Pascua-Resurrección de Jesús, su donación del Espíritu a la comunidad apostólica precisamente a los cincuenta días. No como fiesta independiente, sino como culminación de la Pascua. Como culmen de la Pascua se produce el envío del Espíritu Santo en Pentecostés. Y de ello hablan las lecturas que hoy hacemos, cada una desde su perspectiva. Tanto el evangelio como el libro de los Hechos de los Apóstoles nos ofrecen su propia versión de este acontecimiento, resaltando diversos aspectos de un mismo misterio. Más allá de toda diferencia existe, no obstante, una coincidencia de fondo: en ambos casos se resalta que el Espíritu es el don que el Señor hace a sus discípulos para que puedan continuar su misión. El salmo nos invita a entender este momento como una “nueva creación”, y Pablo, por su parte, nos recuerda que la acción del Espíritu se manifiesta de múltiples maneras, pero todas ellas son para el bien de la comunidad.

Estas son las lecturas de este día y el vídeo del evangelio.

ASCENSIÓN DEL SEÑOR.

Terminado el tiempo de Pascua contemplamos a Jesús ascendiendo al amor de Dios, del que vino y al que pertenecer para siempre. Anunciar a todos la Buena Noticia del Reino de Dios, ése es el mandato de Jesús y la tarea de la iglesia. Todos llamados a ser anunciadores de Jesucristo. Todos invitados a orar en este día y a pedir el don de la fidelidad.

Durante la Pascua Jesús se ha mostrado a sus discípulos, y ahora les da instrucciones sobre la tarea que han de llevar a cabo, la de ser testigos de su amor. El Espíritu vendrá en su ayuda.

Pablo en la segunda lectura escribe a los cristianos animándoles a permanecer fieles a la vocación cristiana.Todos unidos en torno a un solo Señor, una fe y un bautismo y formando una sola familia que quiere crecer transmitiendo la fe a los hijos y a los amigos. En el evangelio Jesús resucitado es glorificado y ahora sí que nos toca a cada uno de nosotros ser sus testigos y llevar el evangelio a todos los hombres. Los signos del amor y la unidad hacen creíble su mensaje.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

DOMINGO V DE PASCUA.

Hemos vivido ya cuatro semanas de Pascua y hemos inaugurado la quinta. Las lecturas bíblicas nos van ayudando a entrar cada vez con mayor conocimiento en lo que significa la vida nueva del Resucitado y las consecuencias que tiene para la comunidad cristiana.

Las lecturas de hoy son una invitación a entrar en la novedad cristiana. La primera lectura presenta una nueva comunidad en la que se comparte la fe y el fruto de la tarea misionera. El pasaje del Apocalipsis recuerda la tierra nueva y los cielos nuevos que nos aguardan. La lectura del evangelio de Juan pone ante nuestros ojos el mandamiento siempre nuevo para un seguidor de Jesucristo: el amor. Escuchemos atentos.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

DOMINGO IV DE PASCUA.

En la liturgia del cuarto domingo de Pascua ocupa un lugar destacado la figura del Buen Pastor. La primera lectura presenta la labor de pastoreo universal encomendada por el Resucitado y que llevaron a cabo Pablo y los otros apóstoles. En esta labor, el modelo a seguir es Jesús, que en el pasaje del evangelio se presenta como el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas. En la segunda lectura, el que es llamado Cordero es al mismo tiempo el Pastor que apacienta al nuevo pueblo de Dios.

En el evangelio de hoy oímos las palabras con que Jesús revela cada vez con mayor profundidad su propia identidad. En esta breve conclusión del discurso del Buen Pastor, Jesús proclama su misión salvadora universal dando su vida por la humanidad, sus ovejas, y su unidad con el Padre en el amor.

Estas son las lecturas de este día y el vídeo del evangelio.

DOMINGO III DE PASCUA.

Bienvenidos todos a la celebración de la Eucaristía en este tiempo de Pascua. Pascua es tiempo de alegría, de vida nueva y de victoria. Jesucristo se aparece a sus discípulos y los alimenta de modo eucarístico y les manda alimentar a los hermanos. Este mandato es también para nosotros. Los discípulos continúan el trabajo de Jesús y lo hacen todo en su nombre. Ahora los enemigos de Jesús se han convertido en los enemigos de sus seguidores. A pesar de la persecución los cristianos no callan y sufren gozosos porque hay que obedecer a Dios antes que a los hombres.

El Señor sigue apareciéndose a sus discípulos. A Pedro le perdona su triple negación y le invita a ejercer la autoridad del buen pastor.  Cristo nos dice a todos que la autoridad es amor y servicio y nos pregunta a todos: ¿me amas? 

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

DOMINGO II DE PASCUA.

Bienvenidos todos a la celebración de la Pascua del Señor. Reunidos como los apóstoles en el cenáculo de la parroquia, el Señor viene a nosotros a desearnos su paz, a alegrar nuestro día y alimentar nuestra fe. La primera comunidad cristiana se reunía en el templo y su fe y su atrevimiento podían ser vistos por todos. Eran los nuevos testigos del Resucitado. Como Jesús, en el que creían y habían sido salvados, los primeros cristianos anunciaban con palabras y milagros a Jesús Resucitado. La primera comunidad de discípulos vivía con las puertas cerradas porque tenían miedo a los judíos.  Tomás el mellizo y el incrédulo tuvo que rendirse ante el Señor y ante su Dios. Nosotros estamos llamados a hacer la misma profesión de fe de Tomás en este domingo de Pascua.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

Translate »