Catedral Basílica de Santa Ana

V DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos a la fiesta con el Señor, con su palabra y su mesa en este V domingo del tiempo ordinario. Nosotros, llamados por el Señor, tenemos una tarea que hacer.  Isaías, Pablo y Pedro fueron llamados un día por Dios a ser sus instrumentos de paz, justicia y amor en el mundo. Hoy, tú y yo somos llamados a dar testimonio de la llamada de Dios. Aquí, en la iglesia, celebramos con fe nuestra vocación cristiana.

En la primera lectura el joven Isaías, sobrecogido por la visión de la gloria y la santidad de Dios, lamenta su indignidad y su pecado. Pero se deja purificar por el fuego y acepta la llamada de Dios. Nosotros, llamados a experimentar la misma visión, nos reunimos para ver la gloria de Dios, experimentar su santidad y reconocer nuestro pecado. (…)

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

Translate »