Catedral Basílica de Santa Ana

V DOMINGO DE CUARESMA.

Sean bienvenidos a la Casa de Dios para celebrar el Quinto Domingo de Cuaresma. Celebrar la Eucaristía es, por una parte, recordar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Pero celebrar la Eucaristía también es recordar y renovar nuestro compromiso cristiano con Jesús y con el Evangelio.

Este último domingo de Cuaresma insiste en presentarnos a un Dios que siempre es capaz de actuar de modo novedoso: abre ante el pueblo exiliado en Babilonia un camino de libertad en medio del desierto; cambia la suerte del salmista; empuja a Pablo hacia una meta de perfección que le será dada tras la resurrección de los muertos; da una nueva oportunidad a la mujer adúltera y le regala un futuro de libertad y plenitud.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

Translate »