Catedral Basílica de Santa Ana

XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos todos a la fiesta del Señor que celebramos este fin de semana, domingo 14 del tiempo ordinario. La palabra de Dios no siempre encuentra una audiencia dispuesta a acoger el mensaje de la vida y a reconocer al Señor en unos signos tan sencillos como son el pan y el vino. Pero los que acogen la Palabra con fe y amor están llamados a predicarla con sus vidas.

El mandato de Dios al profeta es claro. Ezequiel recibe su misión con alegría, a pesar de que tiene que enfrentarse a un pueblo de duro corazón y de oídos sordos.Dios insiste y quiere que su pueblo, a gusto o a disgusto, escuche el mensaje y sepa que hay un profeta en medio del pueblo.

Seguir leyendo

Translate »