Catedral Basílica de Santa Ana

XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Las lecturas de hoy delatan la predilección de Dios por los pobres, los marginados y enfermos. En la sanación del sordo mudo por parte de Jesús comienza a realizarse la esperanza mesiánica de los pobres tal como lo anunciaba ocho siglos antes de Cristo el primer Isaías. Se verifica así la observación del Apóstol Santiago: Dios ha elegido a los pobres del mundo para hacerlos ricos en la fe y herederos del reino que prometió a los que le aman.

El evangelista Marcos trata de la curación del sordo mudo. Jesús cumplía las profecías mesiánicas a la vez que abría los oídos, los ojos y los corazones de sus discípulos por medio de estas obras de Dios.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

XXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos hermanos una vez más a la casa del Señor, donde nos reunimos con gozo y llenos de agradecimiento para alabar y bendecir a Dios, para compartir el pan y escuchar su palabra en este domingo 22 del tiempo ordinario.

Hoy las lecturas nos recuerdan que debemos mantenernos limpios y puros de corazón, evitar el mal y los cultos sin sentido, todo esto nos lleva a vivir santamente y cumplir con los mandamientos de nuestro padre Dios.

El aprecio por la Palabra de Dios llega al pueblo a través de Moisés, su leal mensajero. Él lo exhorta a la obediencia de la Ley, como expresión de coherencia y de auténtica sabiduría. Y en el evangelio el poco cuidado entre la interioridad y las manifestaciones exteriores, lleva a los fariseos a la hipocresía… Se aferran así a los convencionalismos mundanos, olvidándose de una estrecha relación con el Señor.

Estas son las lecturas de este domingo así como el vídeo del evangelio.

XXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

La fe es un don de Dios para el hombre, por ésta fe pongámonos incondicionalmente a servicio de Dios, viviendo en intima comunión con Él y en entrega decidida a nuestro prójimo.

En este domingo, Jesús nos invita a una entrega, a una comunión total con Él. Pablo usando la imagen del matrimonio, nos explica la íntima unión de Cristo con su Iglesia.

Con la lectura evangélica de este domingo concluimos la enseñanza del capítulo seis de San Juan, que hemos venido siguiendo desde el domingo decimoséptimo. Es un momento decisivo. Los que no aceptaron a Jesús o no creyeron en Él se retiraron. Un pequeño grupo, con Pedro como portavoz, proclamó su fe en Cristo y le siguieron.

Este es el enlace de las lecturas y el vídeo del evangelio.

XIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

En el Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario, la liturgia nos invita a celebrar ahora con una alegría muy especial, porque Cristo se nos ofrece en su cuerpo y en su sangre para darnos vida eterna. Jesucristo se nos presenta no sólo como maestro sino como alimento. Damos gracias y alabanzas a Dios Padre que nos abre los ojos del corazón para reconocerle en las cosas sencillas como el pan. 

En la primera lectura el profeta Elías se siente tan cansado y desanimado que desea morir.
Tú yo también nos hemos sentido alguna vez así. Pero si invocamos al Señor él nos ayuda con su palabra y con su pan para poder hacer el camino de la vida. Como Elías caminemos a la montaña de Dios. San Pablo nos exhorta en la segunda lectura a vivir como hermanos en la comunidad siguiendo el camino del amor. El Espíritu Santo, nuestro sello y guía, nos inspira las alabanzas. Y por último, en el evangelio los judíos murmuran porque no comprenden el mensaje de Jesús. Algunos entre nosotros murmuran y no aceptan la palabra de Jesús: “Yo soy el pan de vida”.

Estas son las lecturas de este domingo así como el vídeo del evangelio.

XVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Estamos reunidos en torno al altar, porque hemos aceptado la invitación de Jesús el pan que nos alimenta y fortalece. Juntos por este llamamiento que Dios nos hace, dispongamos nuestra mente y corazón para participar dignamente en la liturgia dominical, que este domingo nos habla de la eucaristía, del verdadero pan de vida bajado del cielo, mismo que nos da la fortaleza para manifestar las grandezas de Dios en nuestra vida diaria.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

FESTIVIDAD DE SANTIAGO APÓSTOL.

Muy queridos hermanos, vamos a celebrar este domingo la Solemnidad de Santiago Apóstol. Impresiona ver cómo dejaban todo aquellos a quienes Jesús llamaba para estar junto a Él. Eran los Apóstoles, pero Apóstoles con mayúscula, porque el apóstol de verdad trasmite la doctrina que ha recibido, vive la vida de aquel de quien se ha fiado y ha seguido. Y ellos, los apóstoles de Jesús le siguieron hasta entregar su vida. Y es que a Jesús, cuando se le conoce, ya no se le puededejar: sólo seguirlo y amarlo. Transmitir su doctrina con nuestra vida, no es fácil,pero para eso contamos con su gracia. Celebramos hoy en España a nuestroSanto Patrón, aquel que según la tradición vino a España a trasmitir la Palabra de Jesús de Nazaret. Santiago es nuestro padre en la fe y conmemoramos siempre su fiesta con gran alegría y mucha esperanza, lo que nos hace mucha falta en estos tiempos tan difíciles de crisis y desasosiego.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Jesús invita a sus amigos a un lugar tranquilo para descansar del ajetreo del día a día. Una vez a la semana el Señor invita a sus hijos a descansar con él, a escuchar al Padre, a orar con Jesús y con los hermanos.
El descanso es una bendición de Dios. Nuestra iglesia, área de descanso, es un lugar tranquilo al que nos trae el Señor para celebrar con él el amor y la salvación.

En la primera lectura Jeremías, profeta del pueblo, se enfrenta con los reyes por el descuido con el que tratan las cosas de Dios y el abandono de los pobres. Jeremías denuncia con vigor a todos los poderosos y anuncia a los humildes la promesa de un pastor en el que podrán confiar y descansar.

La invitación de Jesús en el evangelio , «vengan a un sitio tranquilo», es para nosotros.
Jesús se retiraba con frecuencia a un lugar tranquilo para estar a solas con su Padre, lejos del ruido y del ajetreo cotidiano. Jesús quiere que demos tiempo al trabajo y tiempo a la oración. Dios nos da seis días para ganarnos el pan y un día, el domingo, para el descanso, la paz y la oración.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

XV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos todos a la celebración del Día del Señor de este fin de semana, todos los sellados y ungidos por el Espíritu Santo. La palabra de Dios en este domingo nos recuerda a todos nosotros nuestra elección, nuestra llamada, nuestra vocación. Vocación que comenzó el día de nuestro bautismo y que no termina nunca. Vivir nuestra vocación cristiana depende de Dios, pero también depende de nosotros.
Nuestra presencia aquí es signo de nuestra buena disposición, de nuestro compromiso con Dios y la comunidad.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos todos a la fiesta del Señor que celebramos este fin de semana, domingo 14 del tiempo ordinario. La palabra de Dios no siempre encuentra una audiencia dispuesta a acoger el mensaje de la vida y a reconocer al Señor en unos signos tan sencillos como son el pan y el vino. Pero los que acogen la Palabra con fe y amor están llamados a predicarla con sus vidas.

El mandato de Dios al profeta es claro. Ezequiel recibe su misión con alegría, a pesar de que tiene que enfrentarse a un pueblo de duro corazón y de oídos sordos.Dios insiste y quiere que su pueblo, a gusto o a disgusto, escuche el mensaje y sepa que hay un profeta en medio del pueblo.

Seguir leyendo

Translate »