Catedral Basílica de Santa Ana

IV DOMINGO DE ADVIENTO

Bienvenidos todos a la celebración de cuarto domingo de Adviento. Estamos todavía en la sala de espera. Es tiempo de ansiedad y de silencio, de oscuridad y de oración. La noche santa no ha llegado aún, pero la preparamos con fervor. El Adviento continúa. Olvidemos los comerciales y escuchemos el anuncio gozoso de la liturgia: el Señor nace y viene. 

En la primera lectura el profeta Miqueas nos recuerda la manera cómo Dios actúa. Elige un pueblo insignificante, Belén, para el nacimiento de Jesús. Miqueas, desilusionado con los reyes de Israel, anima al pueblo a esperar la venida del Mesías. La comunidad cristiana ve cumplida las profecías en Jesús, príncipe de la paz. En esta espera los cristianos tenemos que ser los constructores de la paz mesiánica.

San  Pablo en la segunda lectura en la carta a los Hebreos une el pesebre de Belén con la cruz del Gólgota, une el nacimiento y la muerte. Jesús viene a nosotros como el siervo obediente. Hacer la voluntad del Padre es lo único que le importa.

Y en el evangelio San Lucas nos relata cómo a través de María, Dios se hizo presente en el mundo. Nosotros los creyentes estamos llamados como María a albergar la presencia divina de Dios en nuestros corazones.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

III DOMINGO DE ADVIENTO.

Hermanos y hermanas, bienvenidos a la Eucaristía en este tercer domingo de Adviento. La liturgia de este fin de semana es una invitación a alegrarnos en el Señor. Él viene y se hace presente en medio de la comunidad. Nosotros renovamos nuestro espíritu y nuestro corazón, aceptamos y vivimos nuestro bautismo, oramos con fe y celebramos su presencia sacramental en medio de nosotros.

En la 1ª lectura grita de alegría, hija de Sión, porque Dios está en medio de ti. El Dios con nosotros nos protege y es fuente de fe y valor en este adviento para los que saben reconocer su venida. Ciertamente, Dios ya está en medio de nosotros, por eso podemos comenzar a gritar nuestra alegría.

Pablo exhorta en la segunda lectura a los Filipenses a dejar a un lado sus preocupaciones sobre el retorno del Señor. Esos cuidados e interrogantes y todas las necesidades hay que ponerlas en manos del Señor. A nosotros nos toca trabajar, orar, prepararnos y estar alegres porque el Señor vino, viene y vendrá.

Y por último en el evangelio Juan nos exhorta un domingo más a preparar los corazones para recibir al Señor. Juan nos invita a la conversión, al arrepentimiento y a compartir.  Juan pide a sus oyentes justicia y compasión.  Otro vendrá que exigirá la perfección, vivida con la ayuda de Dios.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

SOLEMNIDAD DE CRISTO REY.

La celebración de Jesucristo, Rey del Universo, cierra el año litúrgico con el acento escatológico y apocalíptico propio de los últimos domingos. Cristo es el Alfa y la Omega, es decir: el principio, el centro y el fin de la historia humana que Dios convierte en historia de salvación. Cristo se manifestó ante Pilato; es Él quien nos revela al Padre.

En la primera lectura nos describe una visión de Daniel. Entre las nubes aparece un hombre a quien se le da poder, honor y reino. Nuestro autor identifica a este Mesías con el líder del pueblo de los santos. Luego el Nuevo Testamento identifica a este Hijo de Hombre con Jesús.

En la segunda lectura tomada del libro del Apocalipsis vemos a Cristo como el Testigo fiel de Dios, el resucitado y el Rey Todopoderoso. Sigue una alabanza de la obra redentora de Cristo y una proclamación de su venida en gloria.

La lectura evangélica de hoy, según San Juan, Cristo afirma claramente su realeza. A la vez dice que ha venido a revelar o dar testimonio de la Verdad. Su reino no es como los reinos de la tierra, sino que es un reino nacido de la humillación, del sufrimiento y de la muerte, del servicio a la Verdad.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Celebramos esta semana el Trigésimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario, ya casi finalizando este ciclo litúrgico. Hoy la palabra nos interpela y nos lleva a hacer un examen de conciencia sobre el estado de nuestro corazón. El ejemplo de dos viudas nos llevará de la mano.

Los textos de la primera lectura y del evangelio de hoy están marcados por la presencia de sendas viudas pobres. Una ayuda generosamente a un enviado de Dios, el profeta Elías. La otra se convierte en ejemplo de entrega total y desinteresada para los discípulos. En ambas se realiza la Palabra de Dios que, como dice el salmo, “sostiene a la viuda”. 

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

XXXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos a este nuevo día del Señor en este domingo donde el exponente del Amor no es solamente a Dios, sino también al prójimo. En eso se basa nuestra verdadera relación con Dios y con los hermanos.
Israel está entrando en la tierra prometida y por eso debe responder con la mayor fidelidad cumpliendo los mandamientos de Dios. Además de amar a Dios y al prójimo con todo su ser, el israelita profesa su fe diariamente en la oración en la cual proclama que Dios es uno.
El Evangelio de este domingo relata el encuentro y diálogo de un letrado de la ley judía con Jesús, que se encuentra en Jerusalén. El letrado pregunta a Jesús cuál mandamiento es el primero de todos. Jesús le responde citando un texto del Deuteronomio y añade el segundo mandato: «Amarás al prójimo como a ti mismo». No hay mandamiento más importante.

Estas son las lecturas de este domingo así como el vídeo del evangelio.

XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

En cada celebración eucarística debemos participar plenamente del  memorial de la muerte y resurrección de Cristo, nuestro único y sumo Sacerdote. Las lecturas de hoy nos recuerdan el amor y compasión que Dios tiene por nosotros desde el principio,  lo único que nosotros debemos hacer es pedir confiadamente y esperar. El señor hace grandes cosas por sus hijos.

En la primera lectura el profeta Jeremías ve gente pobre y necesitada a la que Dios toma como el resto, comenzará una nueva historia y en el evangelio en el ciego Bartimeo encontramos el ejemplo del camino que ha de recorrer todo verdadero discípulo. Es en el encuentro vivo y personal con el Salvador como viene a encontrar futuro y sentido su existencia.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio para visualizar y disfrutar en familia.

XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenido a este nuevo día del Señor, celebraremos el domingo XXIX del tiempo ordinario en el que escucharemos en la primera lectura el cuarto cántico del Siervo de Yavé, visto por el profeta Isaías. El Siervo de Dios cargará sobre sus hombros todos nuestros pecados, entregará su vida como expiación.
En la segunda lectura nos describe la figura de Jesús. Él pudo compadecerse de nuestras miserias y debilidades porque sabe por experiencia propia lo que es obedecer y ha sido probado en todo como nosotros, menos en el pecado. Y por último en el evangelio Mateo en su evangelio Jesús le explica a los Apóstoles que el camino que lleva a la gloria es el camino del servicio hasta dar la vida, si es necesario. Marcos utiliza para ello dos imágenes: el cáliz y el bautismo para indicar, sin lugar a dudas, la superación de dificultades, incluso, la muerte.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio para ver y comentar en familia.

XXVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Nos reunimos un domingo más en torno a la mesa del Señor con dos eventos que nos están marcando nuestra vida. De una lado seguimos en plena pandemia y por otro, nos seguimos uniendo a nuestros hermanos de la isla de La Palma en la oración y en la solidaridad por este volcán que sigue siendo el protagonista de todo que sucede en nuestro mundo.

La palabra de Dios es sabiduría pura que Él nos da para que la compartamos con todos. Y nos pide que pongamos nuestro corazón y acción  en sus mandamientos y no en los bienes materiales y de alguna manera nos viene como anillo al dedo en medio de toda esta situación.

En la primera lectura se nos recuerda que no hay nada comparable  a la sabiduría que viene de Dios, ya que es fuente de todo bien. Por su parte en la segunda lectura Pablo al comparar la palabra de Dios con una espada de dos filos nos invita a ponernos ante ella con transparencia y autenticidad.

Y por último en el evangelio se nos recuerda que además de la práctica de los mandamientos, debemos seguir a Cristo que implica compartir su misión y su destino del total desprendimiento. Esto nos hará verdaderos discípulos suyos.

Estas son las lecturas de este domingo así como el vídeo del evangelio para visualizarlo en familia.

XVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Estamos reunidos en torno al altar, porque hemos aceptado la invitación de Jesús el pan que nos alimenta y fortalece. Juntos por este llamamiento que Dios nos hace, dispongamos nuestra mente y corazón para participar dignamente en la liturgia dominical, que este domingo nos habla de la eucaristía, del verdadero pan de vida bajado del cielo, mismo que nos da la fortaleza para manifestar las grandezas de Dios en nuestra vida diaria.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

XII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Celebramos este fin de semana un nuevo encuentro en la casa del Padre para compartir su Palabra y participar del banquete eucarístico. San Marcos hoy comienza a mostrarnos algunos milagros de Jesús, después de la doctrina del domingo pasado. . Así, con palabras y obras, Jesús va revelando que el Reino de Dios, la fuerza salvadora de Dios, ya está presente y que está actuando en este mundo. Dios no tiene rival, su dominio es indiscutible, y así lo expresa el libro de Job. El evangelio de Marcos, desde la certeza de que Jesús es Dios, lo muestra calmando la tempestad que amenazaba las vidas y la fe de los discípulos. Esa fe en Dios todopoderoso provoca el cambio de vida, del que nos habla San Pablo.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio para que lo vean, disfruten y comenten en familia.

Translate »