Catedral Basílica de Santa Ana

27 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos, hermanos y hermanas, a la celebración de este 27 domingo del tiempo ordinario. En este día del Señor, nosotros queremos celebrar que la salvación es para todos. Nadie está excluido del amor de Dios. Los cristianos vivimos nuestra vida como historia de salvación, hecha de gracia y de pecado.

El profeta se queja del silencio de Dios. Los violentos hablan con su fuerza, los tiranos con su opresión, los blasfemos con su falta de fe. Dios parece no tener prisa. Dios no actúa. Pero su día llegará.  A nosotros, los impacientes, nos pide vivir en fidelidad la vida cristiana. Pablo pide a Timoteo que no se avergüence del evangelio que ha recibido. Y a nosotros nos pide reavivar el espíritu recibido en nuestro bautismo y luchar por el evangelio que la iglesia nos ha entregado.

 Jesús nos dice a todos nosotros que cuando vivimos en la fe y desde la fe nuestras vidas estamos cumpliendo con nuestro deber. La fe es nuestra fuerza, nuestro camino, nuestra lucha contra la injusticia y también nuestra alegría.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

Síguenos...
Translate »