Catedral Basílica de Santa Ana

25 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Reunidos este domingo, pongámonos en manos del Señor y pidámosle que nos enseñe a ser buenos administradores de los bienes que Él nos confía. Las lecturas recuerdan que no debemos aprovecharnos de nadie, a administrar sabiamente nuestros bienes dándoles su valor,  sin alejar la vista de nuestro objetivo que es: Seguir a Cristo. San Pablo nos invita a pedir a Dios el bienestar de toda la humanidad. La oración es una manera de participar en la lucha contra la injusticia y propiciar la paz entre todos.  En el evangelio una parábola Cristo la utilizó para hablarnos de la actitud ante la riqueza y el dinero. Debemos poner los bienes materiales al servicio de los necesitados y así conseguir los bienes del Reino.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo de la liturgia de la Palabra.

Translate »