Catedral Basílica de Santa Ana

23 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos todos los discípulos de Jesús a la fiesta de la Eucaristía en este domingo 23 del tiempo ordinario. La eucaristía es el mejor tesoro que tenemos los cristianos en este mundo. Lo tenemos que celebrar en el altar mayor de nuestras almas.  Celebremos este día de descanso con gozo, escuchemos la palabra y abrámonos a la acción del Espíritu.

¿Sabiduría humana o sabiduría divina? La palabra de Dios nos recuerda que la sabiduría humana está llena de limitaciones, pero la sabiduría divina no tiene límites. Sabemos muchas cosas pero sin la sabiduría divina permanecen vacías. Sólo la sabiduría de Dios nos ayuda a profundizar en el misterio de Dios, del hombre y de la creación. En Cristo no hay ni esclavo ni libre. Todos somos iguales. Todos hermanos. Pablo le pide a Filemón, y a todos nosotros, que acoja con amor a Onésimo a quien ha engendrado como hijo de Dios. Estad preparados para darlo todo y así seguir a Cristo. Seguir a Cristo es una aventura llena de riesgos y exigencias. Nuestros cálculos siempre se quedan cortos. Sólo con la sabiduría divina podemos arriesgar y seguir a Cristo a pesar de todos y de todo.

Este es el enlace de las lecturas y el vídeo de la liturgia de la palabra.

 

Translate »