Catedral Basílica de Santa Ana

ASCENSIÓN DEL SEÑOR.

Terminado el tiempo de Pascua contemplamos a Jesús ascendiendo al amor de Dios, del que vino y al que pertenecer para siempre. Anunciar a todos la Buena Noticia del Reino de Dios, ése es el mandato de Jesús y la tarea de la iglesia. Todos llamados a ser anunciadores de Jesucristo. Todos invitados a orar en este día y a pedir el don de la fidelidad.

Durante la Pascua Jesús se ha mostrado a sus discípulos, y ahora les da instrucciones sobre la tarea que han de llevar a cabo, la de ser testigos de su amor. El Espíritu vendrá en su ayuda.

Pablo en la segunda lectura escribe a los cristianos animándoles a permanecer fieles a la vocación cristiana.Todos unidos en torno a un solo Señor, una fe y un bautismo y formando una sola familia que quiere crecer transmitiendo la fe a los hijos y a los amigos. En el evangelio Jesús resucitado es glorificado y ahora sí que nos toca a cada uno de nosotros ser sus testigos y llevar el evangelio a todos los hombres. Los signos del amor y la unidad hacen creíble su mensaje.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

DOMINGO VI DE PASCUA.

Después de cinco semanas de Pascua, y cuando quedan dos para Pentecostés, con la oración de este domingo buscamos asegurarnos de que no decaiga el tono y el ritmo de la fiesta, porque pide a Dios que nos conceda «continuar celebrando con fervor estos días de alegría en honor de Cristo resucitado». Preparemos nuestros corazones para recibir ahora un mensaje de salvación que se extiende a todas las naciones. Esto nos llena de mucha esperanza, porque también nosotros formamos parte del pueblo santo de Dios. Jesús continúa el discurso de despedida, consolando a los discípulos y prometiéndoles el don del Espíritu Santo. No nos deja solos, el Espíritu Santo nos acompaña también a nosotros.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

DOMINGO V DE PASCUA.

Hemos vivido ya cuatro semanas de Pascua y hemos inaugurado la quinta. Las lecturas bíblicas nos van ayudando a entrar cada vez con mayor conocimiento en lo que significa la vida nueva del Resucitado y las consecuencias que tiene para la comunidad cristiana.

Las lecturas de hoy son una invitación a entrar en la novedad cristiana. La primera lectura presenta una nueva comunidad en la que se comparte la fe y el fruto de la tarea misionera. El pasaje del Apocalipsis recuerda la tierra nueva y los cielos nuevos que nos aguardan. La lectura del evangelio de Juan pone ante nuestros ojos el mandamiento siempre nuevo para un seguidor de Jesucristo: el amor. Escuchemos atentos.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

DOMINGO IV DE PASCUA.

En la liturgia del cuarto domingo de Pascua ocupa un lugar destacado la figura del Buen Pastor. La primera lectura presenta la labor de pastoreo universal encomendada por el Resucitado y que llevaron a cabo Pablo y los otros apóstoles. En esta labor, el modelo a seguir es Jesús, que en el pasaje del evangelio se presenta como el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas. En la segunda lectura, el que es llamado Cordero es al mismo tiempo el Pastor que apacienta al nuevo pueblo de Dios.

En el evangelio de hoy oímos las palabras con que Jesús revela cada vez con mayor profundidad su propia identidad. En esta breve conclusión del discurso del Buen Pastor, Jesús proclama su misión salvadora universal dando su vida por la humanidad, sus ovejas, y su unidad con el Padre en el amor.

Estas son las lecturas de este día y el vídeo del evangelio.

Translate »