Catedral Basílica de Santa Ana

IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos a la fiesta de Jesucristo en este cuarto domingo del tiempo ordinario. Hoy, somos invitados a escuchar a los profetas, la boca de Dios que siempre habla a los hombres. Por un momento dejamos la escucha de otros y escuchemos a los profetas que nos hablan del proyecto de Dios para todos nosotros.

Jeremías en la primera lectura nos cuenta cómo es formado, conocido y consagrado por Dios antes de nacer.  Llamado a ser profeta, Jeremías se convierte en la fuerza de Dios, en la fidelidad de Dios y con su ayuda puede resistir a todos los que ignoran y luchan contra Dios. Sus palabras, vigentes hoy, nos impulsan a profetizar.

 En la segunda lectura Pablo hace un canto al amor. Al amor como el mejor de los dones del Espíritu, al amor como el unificador de la comunidad, al amor que dura siempre.

Y en el evangelio, Jesús no fue bien recibido en su tierra. Pero aquel día un profeta vino a Nazaret con amor en su corazón, con sanación en sus manos y con salvación para todos en sus palabras. Pero su gente no le creyó.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

III DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Celebramos este fin de semana el tercer domingo del año litúrgico. En las lecturas escucharemos la eficacia y autoridad que la Palabra de Dios tiene. La misma Palabra aceptada y obedecida por un grupo de gente, los consagró como el Pueblo escogido. Más tarde, Cristo, al predicar la Buena Nueva nos anuncia que Él es aquella Palabra de Dios encarnada.

A Dios nadie lo ha visto. Él manifiesta su voluntad por la ley escrita en el corazón de los seres hermanos y por medio de los profetas inspirados. En su primera carta a los Corintios, San Pablo usa el ejemplo del cuerpo humano para explicar el gran misterio del Cuerpo Místico de Cristo. Todos nosotros somos distintos, pero formamos una comunidad y la cabeza de todo es Cristo. La escena que nos cuenta hoy san Lucas tiene lugar al comienzo del ministerio de Jesús de Nazaret. Cristo leyó la parte bíblica que explica su propia misión como Mesías anunciado. Él es la Palabra de Dios encarnada.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

¡¡¡ TE INTERESA !!!

Por si quieres saber en todo momento dónde puedes participar en la Eucaristía a través de internet, aquí tienes toda la información necesaria.

NOTA: En la parte inferior derecha está la posibilidad de que puedas ver más grande este trabajo. Fíjate bien que puedes desplegar más la presente imagen.

II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Iniciamos una larga etapa en el tiempo litúrgico que se llama «tiempo ordinario». Esta nueva etapa dura hasta la festividad de Cristo Rey, que cierra el año eclesiástico y enlaza con el nuevo tiempo de Adviento. La liturgia de hoy nos habla de bodas.

Las lecturas de este domingo nos dejan oír campanas de boda. El profeta Isaías nos presenta a Jerusalén como la novia con la que el Señor quiere contraer matrimonio.  Esos desposorios, anunciados por los profetas, se han hecho realidad en Jesús, que riega su banquete de bodas con el mejor de los vinos para celebrar así que la gloria de Dios habita en medio de este mundo.

Estas son las lecturas este domingo así como el vídeo del evangelio.

FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR.

Terminamos la Navidad con la escena que da inicio a la misión pública de Jesús: su Bautismo en el Jordán, donde recibe la confirmación oficial de su mesianismo. El bautismo de Jesús es, en realidad, una nueva epifanía, es decir, una manifestación de Dios que se revela por medio de su Hijo, como lo hizo en Belén a los pastores y a los sabios venidos de Oriente. Todas las lecturas de hoy están escogidas para ayudarnos a comprender el significado de este acontecimiento y descubrir, más allá de las apariencias, que Jesús es el Hijo amado de Dios, ungido por la fuerza de su Espíritu para una misión de salvación.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio.

SOLEMNIDAD DE LA EPIFANIA DEL SEÑOR.

La fiesta de hoy, prolongación de la Navidad, tiene en nuestra liturgia como protagonistas a unos magos de tierras extrañas que vienen a adorar al Mesías. Celebramos, en el Niño nacido de María, la manifestación de aquel que es el Hijo de Dios, el Mesías de los judíos y la luz de las naciones.

Como los reyes magos se dejaron guiar por la luz de aquella estrella, nosotros nos dejamos conducir también para adorar y celebrar con gozo al niño Jesús.

Estas son las lecturas de este día y el vídeo del evangelio.

Translate »