Catedral Basílica de Santa Ana

18 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Bienvenidos a este nuevo día del Señor donde celebramos el domingo 18 del tiempo ordinario. Las lecturas de hoy nos invitan, por tanto, a reflexionar sobre nuestra relación con el dinero, con las riquezas en general. El pasaje del Eclesiastés nos pide tener cuidado con poner una confianza absoluta en las riquezas materiales. El pasaje del evangelio de Lucas insiste en esta advertencia y la carta a los Colosenses nos recuerda que, por el bautismo, nos hemos comprometido a llevar una vida nueva en Cristo. Ésa es nuestra auténtica riqueza.

El Eclesiastés o Qohelet, pseudónimo del autor, nos pone hoy ante la radical incapacidad de las cosas para dar al hombre la felicidad que su corazón ansía. Continuando con el discurso sobre el hombre viejo y el hombre nuevo, encontramos hoy una coincidencia entre Pablo Qohelet: El hombre nuevo excluye todo abuso en el uso de los bienes temporales, concretamente la impureza, la avaricia y la idolatría, y busca las cosas de arriba. Como Qohelet, Jesús hoy nos previene que otros disfrutarán de los bienes acumulados y nos da una visión superior de las realidades humanas. Preparémonos cantando el aleluya para escuchar esta Palabra.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo de la liturgia de la palabra.

Síguenos...
Translate »