Catedral Basílica de Santa Ana

13 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.

Todos somos llamados a construir la comunidad pero guiados por el Espíritu, desde la libertad que nos da Jesús, no desde nuestras opiniones y deseos. La libertad que gozamos los hijos de Dios no es libertinaje sino amor y servicio, seguimiento y fidelidad al Señor.

En la primera lectura Eliseo sacrifica sus bueyes, deja su hacienda y sus padres. Su vieja vida queda enterrada y con alegría y total libertad sigue al profeta Elías.  Eliseo comienza una vida nueva al servicio de Dios. Llamado por Dios se entrega sin reservas a su servicio.

Pablo en la segunda lectura nos recuerda a todos los cristianos que Cristo nos ha liberado de la Ley de Moisés, del poder de Satanás y de la esclavitud del pecado. Guiados por el Espíritu Santo podemos vivir la verdadera libertad, la del amor.

Y en el evangelio Lucas nos describe cuando Jesús viaja hacia Jerusalén para completar su misión. No todos están dispuestos a recibirle y le cierran las puertas. A pesar de todos los obstáculos Jesús sigue su viaje. Y nos recuerda a todos que seguirle exige renuncias y mucho entusiasmo y no acordarse más de la levadura vieja y del hombre viejo.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

Síguenos...
Translate »